viernes, 29 de mayo de 2015

Zas, en toda la boca




Llamadme muermo, pero nunca me han gustado las cosas inesperadas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario