lunes, 13 de abril de 2015

Eterno Galeano


Qué suerte que sólo hayamos perdido a Galeano en cuerpo; siempre nos quedará su alma.
No he leído a nadie con tal capacidad de llegar a las entrañas; para acariciarlas, unas veces, para arañarlas, otras, y para despertar conciencias, siempre.
Eterno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario