lunes, 9 de febrero de 2015

Negro oscuro casi muerto


Tengo que confiar en mi luz interior.
Tenerla la tengo, pero no alcanza para iluminar tanta oscuridad.
Sólo puedo dejar pasar el tiempo, que mis ojos se acostumbren a esa tenue lucecilla y poder empezar a ver, aunque sea poco y mal.

Y después ya veremos lo que vemos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario